Back to Curso

Inmunología Humana

0% Complete
0/179 Steps
  1. INTRODUCCIÓN AL SISTEMA INMUNE HUMANO
    Introducción. Conceptos básicos
    10 Temas
  2. Células del sistema inmune y diferenciación celular
    6 Temas
  3. Tejidos del sistema inmune: órganos linfoides 1º y 2º
    3 Temas
  4. Células y mecanismos de la inmunidad innata (I): macrófagos, receptores y mecanismos efectores
    5 Temas
  5. Células y mecanismos de la inmunidad innata (II): linfocitos NK, receptores y mecanismos efectores
    4 Temas
  6. MOLÉCULAS IMPLICADAS EN EL RECONOCIMIENTO DE ANTÍGENO
    El receptor de antígeno del linfocito B
    6 Temas
  7. El receptor de antígeno del linfocito T
    4 Temas
  8. Mecanismos de generación de la diversidad de linfocitos T y B
    9 Temas
  9. El complejo principal de histocompatibilidad (I): estructura proteica, genética y nomenclatura
    3 Temas
  10. El complejo principal de histocompatibilidad (II): Procesamiento y presentación de antígeno, polimorfismo y aplicaciones clínicas
    5 Temas
  11. MOLÉCULAS ACCESORIAS DE LA RESPUESTA INMUNE
    El sistema del complemento y sus receptores (I): vía clásica y vía alternativa
    4 Temas
  12. El sistema del complemento y sus receptores (II): vía de las lectinas, vía lítica y regulación
    3 Temas
  13. Moléculas implicadas en la comunicación intercelular (I): citocinas y sus receptores
    5 Temas
  14. Moléculas implicadas en la comunicación intercelular (II): moléculas de adhesión y sus ligandos
    3 Temas
  15. EL SISTEMA INMUNE EN ACCIÓN BLOQUE
    Generación de linfocitos T efectores
    4 Temas
  16. Generación de linfocitos B efectores
    7 Temas
  17. Sistema Inmune asociado a mucosas (MALT)
    9 Temas
  18. La respuesta inmune (I): inmunidad innata e inflamación aguda
    8 Temas
  19. La respuesta inmune (II): mecanismos de la inmunidad específica
    8 Temas
  20. La respuesta inmune (III): respuesta frente a virus, bacterias y hongos, protozoos y helmintos
    9 Temas
  21. REGULACIÓN e INTRODUCCIÓN A LA INMUNOPATOLOGÍA
    Regulación de la respuesta inmune (I): regulación por moléculas
    8 Temas
  22. Regulación de la respuesta inmune (II): regulación por células y sistemas
    4 Temas
  23. El sistema inmune a lo largo del ciclo vital: Inmunosenescencia
    6 Temas
  24. Introducción a la inmunopatología
    13 Temas
  25. Introducción a la Inmunoterapia
    8 Temas
Módulo 17, Tema 1

Introducción MALT

Módulo Progress
0% Complete

Las membranas mucosas son la principal puerta de entrada de microorganismos, alérgenos, y carcinógenos, y ejercen de función de barrera selectiva entre el organismo y el medio externo.

Además de las que recubren las vías aéreas, urinaria y genital, las glándulas mamaria y salivares, y la conjuntiva ocular, la mucosa gastrointestinal es la superficie más extensa y vulnerable, con un área superior a los 300 m2 (200 veces mayor que la piel), cubierta por una capa única de células epiteliales. La primera función del intestino es la absorción de nutrientes, y alberga gran cantidad de microorganismos (flora comensal) que tienen efectos beneficiosos para el huésped.

El tejido linfoide asociado a la mucosa gastro-intestinal (MALT) es el más complejo y numeroso en cuanto a las células que contiene. El epitelio de la mucosa intestinal se recambia constantemente y es eliminado completamente por las heces en 2 o 3 días por lo que también se eliminarán con él bacterias.

Casi todas las patologías inflamatorias del intestino cursan con la destrucción de la superficie de absorción de nutrientes, y se caracterizan por el síndrome de malabsorción de nutrientes.

Un rasgo fundamental del sistema inmune de las mucosas es su capacidad para proteger frente a la entrada de patógenos y en la infección, a la vez que evita el desarrollo de respuestas que produzcan daño tisular e inflamación frente a proteínas inocuas de la dieta y la microbiota normal.

Cuando un antígeno entra a través de la piel, la respuesta inmunitaria es siempre muy agresiva, pero en el caso de los antígenos que entran a través de la dieta y llegan a la mucosa intestinal, el desarrollo de la respuesta inmunitaria es diferente. Si entra un antígeno por vía oral no hay reacción pero si ese mismo antígeno entra por vía venosa, si es la primera vez que el organismo se expone al antígeno, hay reacción inmunitaria agresiva pero si lo hemos comido previamente hay tolerancia, por lo que no hay reacción.

La intensa actividad inmunológica, secundaria a la flora comensal y los alimentos, ha sido crucial para modelar dos mecanismos principales de defensa anti-inflamatoria adaptativa:

  • Exclusión inmune, mediada por anticuerpos de IgA secretora, que limitan el contacto con el epitelio y la penetración de patógenos y otros antígenos potencialmente dañinos, de esta forma impide su colonización.
  • Tolerancia oral, por mecanismos que suprimen las respuestas proinflamatorias frente a antígenos inocuos y la flora comensal, mediadas por células Th2 (IgE), Th1 (reacciones de hipersensibilidad retardada, IgG), y Th17. Hay que tener en cuenta que el epitelio intestinal está en contacto con los antígenos de los alimentos, que son inocuos.

Otro de los mecanismos de defensa a la entrada de microorganismos es el recambio del epitelio gastro-intestinal que se elimina completamente con las heces cada 2-3 días, que se renueva totalmente. La posible vía de entrada de virus y bacterias será a través del epitelio, por lo que las células que se recambian arrastran también a los patógenos. Esto hace que haya un filtro adecuado y muy selectivo. En él se asienta la IgA secretora, que se unen a los microorganismos, evitando su fusión a la superficie, pero no activa vías inflamatorias.

Además, en el intestino hay tantos microorganismos como células totales: la microbiota gastrointestinal. Hay un kilo y medio de bacterias, 500 especies diferentes, pero no producen infecciones crónicas intestinales. A los tres años de vida es similar a la de un adulto. Hay equilibrio entre todas las bacterias. El MALT es donde hay mayor celularidad de todo el sistema inmunitario. La importancia de la microbiota es muy grande, ya que facilita el correcto desarrollo de la mucosa, proporciona sustancias esenciales para el organismo e impide la colonización de otros patógenos

Los primeros microorganismos con los que se está en contacto (sobre todo del canal del parto) forman la primera microbiota.

Los antígenos con los que está en contacto la mucosa intestinal son de tipo vírico, parasitario, tóxicos y los relacionados con los alimentos (ante los que crea tolerancia en situaciones normales).

También hay un gran número de células linfoides (1011): linfocitos T y B (único órgano donde se encuentran fuera de los órganos linfoides en situaciones normales, en ausencia de inflamación), macrófagos, células dendríticas, mastocitos y polimorfonucleares.

Las criptas de Lieberkühn poseen enterocitos, células de Paneth, células enterocromafines, células M… que se generan a partir de las células madre de la cripta.

**La barrera epitelial funciona como una barrera que separa el lumen del intestino con el medio externo y que restringe el paso de moléculas muy grandes y células.

Responses

Este sitio tiene cookies para mejorar la experiencia del usuario
¿Nos las aceptas? Politica de privacidad y cookies

¡Apúntate y te avisamos de los cursos aquí!