Back to Curso

Anatomía Humana: Sistema Locomotor

0% Complete
0/171 Steps
  1. GENERALIDADES
    Generalidades del Aparato locomotor
    1 Tema
  2. Generalidades del tejido Óseo
    6 Temas
  3. ¿Qué son las articulaciones?
    6 Temas
  4. Generalidades de los Músculos
    7 Temas
  5. APARATO LOCOMOTOR DEL TRONCO
    Osteología del Tronco
    4 Temas
  6. Artrología del Tronco
    13 Temas
  7. Miología del Tronco
    14 Temas
  8. Vascularización del Tronco
    4 Temas
  9. Inervación del Tronco
    5 Temas
  10. EXTREMIDAD SUPERIOR
    Osteología de la Extremidad Superior
    7 Temas
  11. Artrología de la Extremidad Superior
    11 Temas
  12. Miología de la Extremidad Superior
    16 Temas
  13. Vascularización de la Extremidad Superior
    8 Temas
  14. Inervación de la Extremidad Superior
    6 Temas
  15. EXTREMIDAD INFERIOR
    Osteología de la Extremidad Inferior
    6 Temas
  16. Artrología de la Extremidad Inferior
    6 Temas
  17. Miología de la Extremidad Inferior
    19 Temas
  18. Vascularización de la Extremidad Inferior
    10 Temas
  19. Inervación de la Extremidad Inferior
    2 Temas
Módulo 2, Tema 1

Funciones y Estructura de los huesos

Módulo Progress
0% Complete

Primero, antes de estudiar el sistema óseo, recordemos que los huesos juntos con las articulaciones formarán el sistema esquelético, que es el elemento pasivo del aparato locomotor. El elemento activo serán los músculos.

Nuestro cuerpo está formado aproximadamente por 200 huesos, que suponen un 15-20% de nuestro peso corporal. Hay que distinguir dos partes en el esqueleto: 

  • Esqueleto axial o axil: comprende el eje, el centro: cráneo, costillas, esternón y columna vertebral.
  • Esqueleto apendicular: las extremidades superiores, incluyendo la clavícula y la escápula, y la extremidad inferior, que incluye los coxales. 

Funciones del sistema óseo

Las funciones de los huesos son:

  • Soporte y sostén.
  • Protección de los órganos vitales, como el encéfalo, la médula espinal, el corazón, lo pulmones, etc.
  • Base mecánica del movimiento, aunque el componente activo del aparato locomotor sean los músculos, éstos se insertan en los huesos y los mueven.
  • Reserva de las sustancias inorgánicas, como el calcio.
  • Función hematopoyética: contiene en su interior la médula ósea roja, que desde la infancia comienza a sustituirse por médula ósea amarilla, quedando únicamente médula ósea roja en el tronco, y sobre todo, en el esternón y los coxales (punción). 

Los huesos están formados principalmente por tejido óseo, pero también por tejido adiposo, hematopoyético, conjuntivo, cartilaginoso (periostio). 

El tejido óseo está formado por células (osteoblastos, osteoclastos y osteocitos) y matriz extracelular calcificada (cristales de hidroxipatita, proteoglicanos, fibras de colágeno, sales inorgánicas). Esta es la parte inorgánica de los huesos (75%).

La parte orgánica proporciona flexibilidad y consistencia (tras la muerte desaparece) 

El tejido óseo presenta una disposición laminar y podemos distinguir (estructura macroscópica): 

Esponjoso

El hueso esponjoso constituye la mayor parte del tejido óseo de los huesos cortos, planos y de forma irregular y de la epífisis de los huesos largos. El tejido esponjoso de los huesos de la pelvis, las costillas, el esternón, las vértebras, el cráneo y los extremos de algunos huesos largos es el único reservorio de médula ósea roja y por lo tanto, de hematopoyesis en los adultos.

El hueso esponjoso no contiene verdaderas osteonas. Está formado por laminillas dispuestas en un encaje irregular de finas placas de hueso llamadas trabéculas. Los espacios entre las trabéculas de algunos huesos están ocupados por la médula ósea roja productora de células sanguíneas.

Compacto o Denso

Se encuentra en la capa externa de los huesos largos formando la diáfisis, en el exterior y en el interior de los huesos planos y en distintas zonas en los huesos cortos, según cada hueso en concreto. Es un tejido duro, denso y frágil.

Al observarlo al microscopio destacan estructuras cilíndricas, denominadas osteonas (ver imagen inferior), formadas por capas concéntricas de laminillas óseas, donde se encuentran insertos los osteocitos. En el interior de la osteona hay un canal, el conducto de Havers, por donde circulan vasos sanguíneos, linfáticos y nervios.

Los vasos sanguíneos aportan los nutrientes necesarios a las células de los huesos y conducen las hormonas que controlan el aporte de calcio. También aparecen canales que conectan unos conductos de Havers con otros. Estos conductos se llaman conductos de Volkmann. La unidad estructural del tejido óseo compacto es el Sistema de Aversar u osteona. Este tipo de hueso se localiza en la diáfisis de los huesos largos.

El Sistema de Havers está constituido por:

  • Conducto de Aversar: contiene el VAN que pasa por el agujero nutricio del hueso.
  • Laminillas óseas: su número aumenta a medida que crece el hueso.
  • Osteoplastos: dispuestos en forma concéntrica, en cuyo interior se encuentran los osteocitos.
  • Canalículos calcóforos: conecta el osteoplasto con el conducto de Havers. Permite la nutrición y eliminación de desechos del osteocito (sus prolongaciones viajan a través del canalículo).

Responses

Este sitio tiene cookies para mejorar la experiencia del usuario
¿Nos las aceptas? Politica de privacidad y cookies

¡Apúntate y te avisamos de los cursos aquí!