Back to Curso

Anatomía Humana: Sistema Locomotor

0% Complete
0/171 Steps
  1. GENERALIDADES
    Generalidades del Aparato locomotor
    1 Tema
  2. Generalidades del tejido Óseo
    6 Temas
  3. ¿Qué son las articulaciones?
    6 Temas
  4. Generalidades de los Músculos
    7 Temas
  5. APARATO LOCOMOTOR DEL TRONCO
    Osteología del Tronco
    4 Temas
  6. Artrología del Tronco
    13 Temas
  7. Miología del Tronco
    14 Temas
  8. Vascularización del Tronco
    4 Temas
  9. Inervación del Tronco
    5 Temas
  10. EXTREMIDAD SUPERIOR
    Osteología de la Extremidad Superior
    7 Temas
  11. Artrología de la Extremidad Superior
    11 Temas
  12. Miología de la Extremidad Superior
    16 Temas
  13. Vascularización de la Extremidad Superior
    8 Temas
  14. Inervación de la Extremidad Superior
    6 Temas
  15. EXTREMIDAD INFERIOR
    Osteología de la Extremidad Inferior
    6 Temas
  16. Artrología de la Extremidad Inferior
    6 Temas
  17. Miología de la Extremidad Inferior
    19 Temas
  18. Vascularización de la Extremidad Inferior
    10 Temas
  19. Inervación de la Extremidad Inferior
    2 Temas
Módulo Progress
0% Complete

Es una articulación sinovial, en la que se ponen en contacto la epífisis distal del fémur, la rótula y la epífisis proximal de la tibia. El peroné NO pertenece a esta articulación. 

Podemos distinguir dos articulaciones: 

  • La femororotuliana o femoropatelar: entre el fémur y la rótula.
  • La femorotibial: entre el fémur y la tibia. 

La rótula sólo se articula con el fémur NO con la tibia. 

VISION GENERAL
Paradigmia™ Full Body powered by Biodigital™

Son superficies articulares, y por tanto cubiertas por cartílago articular (hialino): 

  • Articulación femororotuliana o femoropatelar: la cara anterior de la apófisis distal de fémur, denominada superficie articular rotuliana o patelar, que se articula con la cara posterior de la rótula. El vértice de la rótula no es articular, por lo que no tendrá cartílago hialino. 
  • Articulación femorotibial: las superficies articulares de los cóndilos femorales se proyectan hacia atrás (siendo la fosa intercondilea no articular) para articularse con las cavidades glenoideas de la apófisis proximal de la tibia (la meseta tibial está excavada por las cavidades glenoideas de la tibia, encontrándose entre ellas la eminencia intercondílea, que permite distinguir entre un área intercondílea anterior y un área intercondílea posterior, que no van a ser superficies articulares) REVISAR OSTEOLOGÍA

En la articulación femorotibial, entre las superficies articulares se introducen dos meniscos: un menisco interno y un menisco externo. Los meniscos son estructuras articulares accesorias cuya finalidad es adaptar las superficies articulares de los cóndilos y de las cavidades glenoideas.

Son estructuras de fibrocartílago con forma de media luna. El menisco externo se encuentra muy cerrado (forma una C muy cerrada) de la mientras que el menisco interno está más abierto (forma una C abierta)

En cada menisco se distinguen dos partes: el cuerpo que es la parte central más amplia y los extremos, denominados cuernos o astas.

Las astas se insertan en el área intercondílea de la tibia de manera que las astas anteriores se insertarán en el área intercondílea anterior y las astas posteriores se insertarán en el área intercondilea posterior. 

Vista superior de la rodilla izquierda Fuente

Ligamento transverso de la rodilla: une las astas anteriores de los dos meniscos (anteriormente se denominaba ligamento yugal). 

Además en los meniscos podemos distinguir una cara superior hacia los cóndilos y una cara inferior hacia las cavidades glenoideas, y un borde libre, afilado que mira hacia el interior de la cavidad y un borde periférico, que mira hacia afuera de la articulación y se inserta fuertemente en la cápsula fibrosa (los meniscos se insertan periféricamente, a la cápsula fibrosa). 

(Durante los movimientos de flexo-extensión los cóndilos se desplazan de manera que durante la flexión se desplazan posteriormente y durante la extensión se desplazan anteriormente.

El menisco externo tiene mayor movilidad que el interno, ya que las inserciones de sus astas están más próximas (las del interno están más separadas, permitiendo un menor movimiento).

Es por eso que son más frecuentes las lesiones del menisco interno, debido a su mayor rigidez.

La porción periférica de los meniscos es más gruesa y está vascularizada por la cápsula fibrosa en la que se inserta. Mientras que el borde libre, no está vascularizado. 

Al no estar vascularizada si se produce una lesión en la zona interna del menisco, éste no se va a recuperar (son más probables las recuperaciones de la zona externa del menisco. La rotura del menisco en fragmentos cuerpos extraños (ratones)), bloquean el movimiento; estos se pueden extraer, pero la parte interna no se va a recuperar.

Elementos de la articulación sinovial

1-Cápsula fibrosa

Se inserta en la epífisis distal del fémur y proximal de la tibia, contorneando las superficies articulares, en la cara anterior de la cápsula se abre un agujero por el que se introduce la rótula. 

En el fémur se inserta por delante periféricamente a las superficies articulares y posteriormente a los cóndilos femorales y en la línea intercondílea, sin introducirse en la fosa intercondílea. En la tibia ocurre lo mismo, contornea las superficies articulares, sin introducirse en el área intercondílea.

La cápsula articular es laxa y delgada, pero en la parte posterior se engruesa en relación con los cóndilos femorales, estas zonas se denominan casquetes condíleos. A nivel de los casquetes se originan algunas fibras de los gemelos.

2-Ligamentos

Hay una serie de ligamentos anteriores, posteriores y colaterales, que refuerzan la articulación, además de los ligamentos intraarticulares. 

2.1 Ligamentos anteriores:

Estos ligamentos cumplen la función de limitar los movimientos de flexión. Son los siguientes:

  • Ligamento rotuliano: el cuádriceps, aunque tiene cuatro vientres, tiene un tendón de inserción único, que se encuentra por delante de la rótula. El ligamento rotuliano es la continuación del tendón de inserción del cuádriceps y va desde el vértice de la rótula hasta insertarse en la tuberosidad de la tibia. Limita la flexión (se tensa). 
  • Retináculos rotulianos medial y lateral: se encuentran lateralmente, a ambos lados del ligamento rotuliano. El medial o interno es una expansión del vasto interno del fémur, mientras que el lateral es una expansión del vasto lateral del fémur. Limitan la flexión. 
LIGAMENTOS ANTERIORES
Paradigmia™ Full Body powered by Biodigital™

2.2 Ligamentos posteriores:

Estos ligamentos se tensan en la expansión, limitándola. Son los siguientes:

  • Ligamento poplíteo oblicuo: el músculo semimembranoso cuando se inserta manda una expansión hacia arriba y hacia afuera, por la cara posterior de la articulación, que forma el ligamento poplíteo oblicuo. Refuerza la parte posteriomedial de la articulación. Va desde la tibia hacia arriba y hacia afuera hasta insertarse en el fémur. 
  • Ligamento poplíteo arqueado: refuerza la cara posterolateral de la articulación. Va desde la cabeza del peroné, hacia arriba y hacia adentro, hasta el fémur, formando un ojal que abraza el origen del músculo poplíteo.
LIGAMENTOS POSTERIORES
Paradigmia™ Full Body powered by Biodigital™

2.3 Ligamentos colaterales:

Estos ligamentos dan estabilidad en sentido lateral a la articulación:

  • Ligamento colateral medial, interno o tibial: va desde el epicóndilo medial del fémur a la cara interna de la tibia. Es un ligamento ancho y aplandado. Es un ligamento intrínseco (sus fibras están adheridas a la cápsula fibrosa). 

Es más frecuente la lesión del ligamento colateral interno que la del externo y suele asociarse a lesiones del menisco interno.

  • Ligamento colateral lateral, externo, fibular o peroneal: va desde el epicóndilo lateral del fémur hasta la cabeza del peroné. Tiene forma de cordón. Es un ligamento extrínseco independiente de la cápsula.
LIGAMENTOS COLATERALES
Paradigmia™ Full Body powered by Biodigital™

2.3 Ligamentos intraarticulares:

  • Ligamentos cruzados: son 2, uno anterior y otro posterior, que se cruzan en su trayecto. Se encuentran entre el área intercondilea de la tibia y la fosa intercondílea del fémur. El anterior se cruza siempre por fuera respecto al posterior:
    • Ligamento cruzado anterior: se inserta en el área intercondílea anterior, entre los cuernos anteriores de los dos meniscos y se dirige hacia el cóndilo externo del fémur.
    • Ligamento cruzado posterior: se inserta en el área intercondilea posterior, posteriormente a los cuernos posteriores de ambos meniscos y se dirige al cóndilo interno del fémur.
  • Ligamento menisco femoral: va desde el menisco externo al cóndilo interno del fémur, por detrás del cruzado posterior , a veces se le considera como una parte del ligamento cruzado posterior).
LIGAMENTOS INTAARTICULARES
Paradigmia™ Full Body powered by Biodigital™

Los ligamentos cruzados dan estabilidad en sentido anteroposterior a la articulación. En cualquier posición siempre hay fibras de ambos ligamentos que están en tensión. 

La lesión del ligamento cruzado anterior suele asociarse a la menisco interno y a la del ligamento colateral interno, y se denomina triada desgraciada, que da gran inestabilidad a la rodilla. 

Hay una maniobra de exploración denominada signo del cajón, que se utiliza para valorar la integridad de los ligamentos cruzados. Si se puede desplazar la tibia con respecto al fémur hacia delante (signo del cajón anterior positivo), nos indica que hay una lesión del ligamento cruzado anterior. Si se lleva hacia atrás (signo del cajón posterior positivo), indica una lesión del ligamento cruzado posterior. 

3- Membrana sinovial

Esta membrana tapiza la cara interna de la capsula fibrosa y se refleja en las superficies óseas. La membrana sinovial, en la cara posterior se introduce como un dedo de guante entre la fosa intercondílea por arriba y las áreas intercondíleas de la tibia por debajo. Rodea los ligamentos cruzados, de manera que estos son intraarticulares pero extrasinoviales.

MEMBRANA SINOVIAL
Paradigmia™ Full Body powered by Biodigital™

4-Otros elementos de la articulación

  • Cuerpo adiposo infrarrotuliano: es grasa que se encuentra entre la parte anterior de la membrana sinovial y la parte posterior del ligamento rotuliano por debajo de la rótula. Sirve de almohadilla. 
  • Pliegue sinovial infrarrotuliano: es un pliegue de la membrana sinovial que sale de la parte media de la cara posterior del cuerpo adiposo de la rodilla y se dirige hacia la fosa intercondílea del fémur. 

5-Bolsas Serosas

Son cavidades rodeadas de membrana sinovial con líquido sinovial, que se encuentran en lugares donde hay fricción y pueden estar o no comunicadas con la cavidad sinovial. Son las siguientes:

  • Bolsas serosas (anteriores): se encuentran por encima, debajo y delante de la rótula, la bolsa suprarrotuliana es la única que comunica con la cavidad sinovial, las otras no. 
    • Bolsa serosa suprarrotuliana: Comunica con la cavidad articular. Está por encima de la rótula y por detrás del tendón del cuádriceps. (La infección de esta bolsa (bursitis) puede dar lugar a una insuficiencia articular). 
    • Bolsa serosa prerrotuliana: Está por delante de la rótula. No comunica con la cavidad articular. 
    • Bolsa serosa intrarrotuliana profunda: profunda (por detrás) al ligamento rotuliano. 
    • Bolsa serosa intrarrotuliana superficial: superficial el ligamento rotuliano (subcutánea). 
  • Bolsas serosas (posteriores): del gemelo interno y externo, del semimembranoso y del poplíteo, en las inserciones de los respectivos músculos. Algunas pueden comunicar con la cavidad articular. 

Quiste de Baker o poplíteo: es un abultamiento en la zona poplitea (parte posterior del muslo), que se debe a un acumulo de liquido sinovial. Son frecuentes y asintomáticas, en relación con la bolsa serosa del semimembranoso (no la del popliteo). 

Movilidad Articular

La articulación de la rodilla en general es una tróclea modificada. La articulación femororrotuliana o femoropatelar es una tróclea, mientras que la articulación femorotibial es condílea, por lo que la articulación de la rodilla se comporta funcionalmente como una tróclea modificada, pudiendo hacer movimientos de flexo-extensión, en torno a un eje transversal que pasa por los cóndilos femorales. Este movimiento se realiza en la cámara fémoro-meniscal (entre el fémur y los meniscos). 

Se denomina tróclea modificada porque una vez que la rodilla se encuentra flexionada, la articulación puede realizar rotaciones externas e internas, siendo máxima esta rotación cuando la rodilla se encuentra flexionada 90°.

  • Flexión: está limitada por los ligamentos cruzados tensándose en este caso más los fascículos laterales del ligamento cruzado anterior y posterior. Este movimiento NO es limitado por los ligamentos colaterales y los posteriores. Los meniscos se desplazan posteriormente.
  • Extensión: se da en la posición anatómica. En este caso todos los ligamentos se tensan bloqueando la articulación (rodilla bloqueada), excepto los ligamentos anteriores. De los ligamentos cruzados se tensarán más los fascículos mediales. Los meniscos se desplazan anteriormente.
  • Rotación: en la rotación interna se tensa el ligamento colateral externo y los ligamentos cruzados se rotan más entre si mismo (son los que mas limitan este movimiento). La rotación externa está limitada por el colateral interno pero los cruzados NO limitan este movimiento porque se ponen paralelos entre sí. 


Responses

Este sitio tiene cookies para mejorar la experiencia del usuario
¿Nos las aceptas? Politica de privacidad y cookies

¡Apúntate y te avisamos de los cursos aquí!