Back to Curso

Anatomía Humana: Órganos y Vísceras

0% Complete
0/120 Steps
  1. CABEZA Y CUELLO
    Generalidades y Esplacnología de Cabeza y Cuello
    11 Temas
  2. Vascularización Cabeza y Cuello
    3 Temas
  3. Inervación Cabeza y Cuello
    7 Temas
  4. Examen Cabeza Y Cuello
  5. Anatomía del Tórax
    2 Temas
  6. El Corazón
    7 Temas
  7. Vías Respiratorias y Pulmones
    5 Temas
  8. TÓRAX
    Esófago y Timo
    2 Temas
  9. Región Mamaria
    1 Tema
  10. Vascularización Tórax
    5 Temas
  11. Inervación Tórax
    4 Temas
  12. Examen Tórax
  13. Generalidades Anatómicas del Abdomen
    3 Temas
  14. Vísceras Digestivas Abdominales
    10 Temas
  15. Vascularización Abdomen
    7 Temas
  16. Inervación del abdomen
    4 Temas
  17. ABDOMEN (DIGESTIVO)
    Examen Abdomen
  18. Anatomía de la Pelvis
    2 Temas
  19. Aparato Urinario
    6 Temas
  20. Sistema Genital Masculino
    5 Temas
  21. Sistema Genital Femenino
    4 Temas
  22. Vascularización Sistema Genitourinario (Pelvis)
    3 Temas
  23. PELVIS
    Inervación Pelvis
    4 Temas
  24. Examen Pelvis
Módulo Progress
0% Complete

El duodeno y páncreas forman una unidad anatómica, embriológica y funcional.

Duodeno

El píloro vacía el contenido del estómago al duodeno.

El duodeno es la parte inicial del intestino delgado y se encuentra interpuesto entre el estómago y el yeyuno, extendido entre el píloro y la flexura duodenoyeyunal. Se sitúa rodeando la cabeza del páncreas, como un anillo incompleto, con forma de «C» y en él desembocan los conductos pancreáticos, junto con el conducto colédoco.

Se encuentra casi por completo adosado al peritoneo parietal posterior (es retroperitoneal secundario), por este motivo es la porción fija del intestino delgado.

Configuración externa

Tiene forma de anillo incompleto dispuesto alrededor de la cabeza del páncreas, abierto hacia la izquierda. Se distinguen en él cuatro porciones y una terminación (con forma de ángulo agudo): la flexura duodenoyeyunal.

Porción superior o 1ª porción del duodeno

Comienza en el píloro, a nivel del flanco derecho de la primera vértebra lumbar (L1). Se dirige hacia la derecha, terminando en el ángulo duodenal superior, donde se incurva continuándose con la 2ª porción del duodeno. En su origen presenta una dilatación denominada ampolla o bulbo duodenal.

Porción descendente o 2ª porción del duodeno

Forma con la precedente un ángulo de 60-80º y sigue en dirección vertical, descendiendo a la derecha de la columna lumbar, L1- L3 En esta porción desembocan los conductos excretores biliar y pancreáticos.

Porción horizontal o 3ª porción del duodeno

Forma un ángulo de aproximadamente 90º (ángulo duodenal inferior) y se dirige hacia la izquierda, pasando por delante de la columna lumbar, a la altura de L3.

Porción ascendente o 4ª porción del duodeno

Se dirige hacia arriba, llegando hasta el flanco izquierdo del la L2.

Esta porción termina en el ángulo duodenoyeyunal, un ángulo agudo, que está fijo por una formación fibromuscular: músculo suspensorio del duodeno (músculo de Treitz), que se fija en el pilar izquierdo del diafragma.

Configuración interna y constitución anatómica

La estructura anatómica del duodeno es similar a la del resto del intestino delgado y se estudiará conjuntamente con la del yeyuno e íleon, aunque cabe destacar algunas características propias en su superficie interna, en concreto, dos formaciones o relieves denominados papilas duodenales, donde desembocan los conductos biliar (colédoco) y pancreáticos y que están situadas en la pared posteromedial de la 2ª porción o descendente del duodeno.

La papila o carúncula duodenal mayor está situada inferiormente, es la prominencia de la ampolla hepatopancreática (de Vater) y a ella llegan el conducto pancreático principal (de Wirsung), junto con el colédoco.

La papila o carúncula duodenal menor está situada por encima de la mayor y en ella desemboca el conducto pancreático accesorio (de Santorini).


Páncreas

El páncreas es una glándula mixta, con una secreción exocrina, digestiva, (el jugo pancreático) que es vertido en el duodeno por los conductos pancreáticos y una secreción endocrina (glucagón e insulina), que se vierte en la sangre y que tiene una acción esencial en el metabolismo de los glúcidos.

Esta víscera, está enmarcada por el duodeno, situada por detrás del estómago, adosada a la pared posterior prevertebral (es retroperitoneal secundario) y se sitúa en las regiones supra e inframesocólicas.

Configuración externa

Es una glándula alargada y aplastada en sentido antero-posterior, en una posición más o menos transversal, entre el duodeno a la derecha y el bazo a la izquierda. Se amolda a la columna lumbar (L1-L2) y describe una concavidad posterior.

Se distinguen en ella una cabeza, un cuello, un cuerpo y una cola.

  • La cabeza del páncreas está enmarcada por el duodeno. Posee una prolongación en forma de gancho (proceso unciforme o gancho del páncreas), que está separado de la cabeza del páncreas por una incisura por donde pasan los vasos mesentéricos superiores.
  • El cuello del páncreas une la cabeza al cuerpo. Es una porción algo estrecha.
  • El cuerpo del páncreas se extiende hacia la izquierda, cruzando la aorta y la columna vertebral.
  • La cola del páncreas es el extremo izquierdo más estrecho del páncreas, dirigido hacia el hílio del bazo. Es gruesa y puede terminar en punta o en forma roma.

En conjunto en el páncreas se distinguen dos caras: anterior, posterior; y dos bordes: superior e inferior.

En casos excepcionales el esbozo del páncreas se desarrolla de forma anormal y puede rodear completamente la 2ª porción del duodeno, denominándose páncreas anular, pudiendo provocar la obstrucción del duodeno. En otras ocasiones se puede encontrar un páncreas dividido o incluso islotes pancreáticos aislados en situaciones aberrantes.

Estructuralmente, la glándula está formada por dos tejidos diferentes:

La glándula de secreción externa

Presenta acinos glandulares pancreáticos, similares a los de las glándulas salivares, con conductos excretores para el jugo pancreático, que drenan finalmente en los conductos pancreáticos principal y accesorio, que desembocan en la segunda porción del duodeno.

La glándula de secreción interna

Está formada por los islotes pancreáticos (de Langerhans), con forma más o menos esférica, situados entre los acinos, constituidos por diferentes tipos celulares. Los conjuntos celulares se entremezclan en una red vascular y sus productos de secreción son enviados hacia la sangre.

Los conductos excretores pancreáticos

Existen dos conductos, uno principal y otro accesorio.

El conducto pancreático principal (de Wirsung)

Se origina en la cola y recorre el páncreas en toda su longitud, hasta la cabeza, recibiendo durante su trayecto numerosos afluentes procedentes de la cola, del cuerpo y de la parte posterior de la cabeza del páncreas. En las proximidades del duodeno, se acoda ligeramente hasta alcanzar al colédoco y ambos terminan en la ampolla hepatopancreática (de Vater). Esta se abre en el duodeno a nivel de la papila duodenal mayor. La ampolla hepatopancreática está rodeada por una formación muscular lisa, el esfínter de Oddi, que controla el flujo de la bilis y del jugo pancreático hacia el duodeno.

Fuente: Netter

El conducto pancreático accesorio (de Santorini)

Drena solamente la parte anterior de la cabeza del páncreas. Se separa del conducto pancreático principal a nivel de la cabeza y se dirige transversalmente hacia la derecha. Termina desembocando en el duodeno, 2 ó 3 cm. por encima del conducto pancreático mayor, en la papila duodenal menor.

Si se bloquea la ampolla hepatopancreática (por un cálculo biliar o por un cáncer de la cabeza del páncreas), lo más probable es que se inflame el páncreas (pancreatitis) y se produzca un reflujo de bilis hacia el conducto pancreático, lo cual es otra de las causas de pancreatitis.

En los traumatismos del páncreas, por una compresión súbita y forzada del abdomen (como ocurre en los accidentes de coche cuando el abdomen choca contra el volante), generalmente el páncreas se rompe al golpearse contra la columna vertebral. La rotura del páncreas provoca el desgarro de los conductos y el escape del jugo pancreático hacia los tejidos vecinos, produciéndose la digestión del tejido pancreático y de otros tejidos, lo cual es un proceso grave y muy doloroso.

1 Conductos biliares: 2. Conductos biliares intrahepáticos 3. Conductos hepáticos izquierdo y derecho 4. Conducto hepático común 5. Conducto quístico 6. Conducto biliar común 7. Esfínter de Oddi 8. Papila duodenal mayor 9. Vesícula biliar 10-11. Lóbulos derecho e izquierdo del hígado 12. Bazo 13. Esófago 14. Estómago 15. Páncreas: 16. Conducto pancreático accesorio 17. Conducto pancreático 18. Intestino delgado 19. Duodeno 20. Yeyuno 21-22: riñones derecho e izquierdo

Peritoneo del Complejo duodeno-pancreático

El complejo duodeno-pancreático está recubierto de peritoneo parietal, solo por su cara anterior y está fijo a la pared posterior del abdomen por una fascia de acolamiento, fascia de Treitz (el duodeno y el páncreas son órganos retroperitoneales secundarios), con dos excepciones, dos porciones del complejo que son intraperitoneales:

  • La primera porción, que está envuelta del peritoneo que se extiende desde el estómago. El peritoneo que recubre por delante y por detrás a la primera porción del duodeno se continúa hacia arriba con el omento menor y hacia abajo con el omento mayor.
  • La cola del páncreas, que está envuelta por peritoneo, un plegue peritoneal que procede del hílio esplénico (epiplon pancreaticoesplénico).

Además, siguiendo la cara anterior del duodeno y del páncreas, se puede observar la inserción del mesocolon transverso, que la cruza oblicuamente, dibujando una línea que pasa por la cara anterior de la segunda porción del duodeno, la cabeza y el borde inferior del cuerpo del páncreas. El complejo queda así dividido en dos partes: una porción supramesocólica y otra inframesocólica.

Relaciones del Complejo duodeno-pancreático

El complejo duodeno-pancreático ocupa una posición profunda en el abdomen, inaccesible a la palpación, son órganos retroperitoneales secundarios.

Relaciones posteriores

Se relaciona, a través de la fascia de Treitz, a un lado y a otro, con los riñones y sus pedículos y, en el centro, con los grandes vasos: aorta y cava inferior.

Relaciones anteriores

  • Relaciones supramesocólicas: el duodeno se relaciona con el hígado y la vesícula biliar, y el páncreas, a través del peritoneo (bolsa omental), se relaciona con la cara posterior del estómago.
  • Relaciones inframesocólicas: se relacionan con el mesocolon transverso y colon transverso, raíz del mesenterio, asas intestinales y vasos mesentéricos superiores.

Responses

Este sitio tiene cookies para mejorar la experiencia del usuario
¿Nos las aceptas? Politica de privacidad y cookies

¡Apúntate y te avisamos de los cursos aquí!