Back to Curso

Anatomía Humana: Órganos y Vísceras

0% Complete
0/120 Steps
  1. CABEZA Y CUELLO
    Generalidades y Esplacnología de Cabeza y Cuello
    11 Temas
  2. Vascularización Cabeza y Cuello
    3 Temas
  3. Inervación Cabeza y Cuello
    7 Temas
  4. Examen Cabeza Y Cuello
  5. Anatomía del Tórax
    2 Temas
  6. El Corazón
    7 Temas
  7. Vías Respiratorias y Pulmones
    5 Temas
  8. TÓRAX
    Esófago y Timo
    2 Temas
  9. Región Mamaria
    1 Tema
  10. Vascularización Tórax
    5 Temas
  11. Inervación Tórax
    4 Temas
  12. Examen Tórax
  13. Generalidades Anatómicas del Abdomen
    3 Temas
  14. Vísceras Digestivas Abdominales
    10 Temas
  15. Vascularización Abdomen
    7 Temas
  16. Inervación del abdomen
    4 Temas
  17. ABDOMEN (DIGESTIVO)
    Examen Abdomen
  18. Anatomía de la Pelvis
    2 Temas
  19. Aparato Urinario
    6 Temas
  20. Sistema Genital Masculino
    5 Temas
  21. Sistema Genital Femenino
    4 Temas
  22. Vascularización Sistema Genitourinario (Pelvis)
    3 Temas
  23. PELVIS
    Inervación Pelvis
    4 Temas
  24. Examen Pelvis
Módulo Progress
0% Complete

La uretra es el conducto excretor de la orina desde la vejiga; en el hombre también da paso al esperma desde los conductos eyaculadores.

Uretra masculina

Trayecto, dirección y calibre

La uretra masculina atraviesa sucesivamente la próstata (uretra prostática), el plano musculoaponeurótico del periné (uretra membranosa) y el cuerpo esponjoso del pene (uretra esponjosa o peneana).

La uretra atraviesa la próstata y el diafragma urogenital casi verticalmente; después cambia de dirección hacia delante y arriba (ángulo subpúbico) para sobrepasar el borde inferior de la sínfisis del pubis. Al llegar a la base de implantación del pene se acoda de nuevo hacia abajo (ángulo prepúbico); éste último ángulo desaparece cuando el pene está en erección, por lo que podemos denominar uretra fija a las porciones prostática y membranosa y uretra móvil a la porción peneana.

Es conveniente tener en cuenta las curvaturas uretrales cuando se insertan catéteres o sondas uretrales, especialmente el ángulo subpúbico, en el que la uretra esponjosa es fina y no está rodeada por estructuras firmes. Las sondas se emplean para drenar la orina en caso de estenosis uretral u obtener muestras de orina vesical no contaminada.

El hipospadias es una malformación congénita producida en la que la uretra no desemboca en el extremo del glande. En los casos más frecuentes lo hace en la cara ventral del glande, o a lo largo de la cara ventral del cuerpo del pene.

El calibre de la uretra masculina es desigual a lo largo de su trayecto. Presenta tres segmentos dilatados, de proximal a distal:

  • En la porción prostática, el seno prostático. La configuración interna de este segmento se explica más adelante.
  • En el bulbo del pene (raíz del cuerpo esponjoso), el fondo de saco bulbar.
  • En el glande del pene, al final de la porción esponjosa, la fosa navicular. Esta fosa presenta en su parte dorsal un repliegue mucoso transversal llamado válvula de la fosa navicular (de Guérin).

La presencia de la válvula de la fosa navicular debe tenerse en cuenta, ya que las sondas uretrales mal dirigidas pueden atascarse en ese punto, dando la impresión de falsas obstrucciones, e incluso producir roturas uretrales.

            Entre estos tres segmentos quedan cuatro porciones más estrechas: el cuello de la vejiga, la porción membranosa, la porción esponjosa entre el fondo de saco bulbar y la fosa navicular, y el orificio externo de la uretra (meato).

Seno prostático

La porción prostática de la uretra presenta en su pared posterior un saliente medial y alargado verticalmente, el colículo seminal (veru montanum). A los lados del colículo se disponen los canales laterales, a los que se abren numerosos conductos excretores de la glándula prostática.

En la parte central del colículo prostático se distinguen tres orificios:

  • Uno medio, el utrículo prostático. El conducto mide alrededor de 1 cm., se dirige posterosuperiormente en el espesor de la próstata y termina en un fondo de saco.
  • Dos laterales, los orificios de los conductos eyaculadores.

Relaciones

La porción prostática atraviesa la próstata desde su base hasta el vértice. Está rodeada al comienzo de su trayecto por el esfínter liso de la uretra, que se continúa superiormente con las fibras musculares de la vejiga.      

La porción membranosa está rodeada por el diafragma urogenital y por el esfínter estriado de la uretra. Anteriormente se relaciona con la vena dorsal profunda del pene, el plexo prostático y la sínfisis del pubis; posteriormente, con el músculo transverso profundo del periné y las glándulas bulbouretrales; y lateralmente con el músculo elevador del ano.

La porción esponjosa (peneana) está rodeada por el cuerpo esponjoso del pene en todo su trayecto; alrededor de éste se encuentran los cuerpos cavernosos y vasos y nervios peneanos.

Las fracturas pélvicas en el varón pueden causar una rotura de la uretra a nivel de su salida de la próstata; en este caso, se produce extravasación infraperitoneal de sangre y orina. Los impactos sobre el periné o las sondas uretrales mal insertadas pueden romper la uretra a nivel del ángulo subpúbico, en cuyo caso la extravasación se produce hacia el tejido laxo del escroto, alrededor del pene  y en la pared anteroinferior del abdomen.

Uretra femenina

Se extiende desde el cuello de la vejiga hasta la vulva, en dirección casi vertical y paralela a la vagina. En su trayecto se distinguen dos porciones: pélvica, superior al diafragma urogenital; y perineal o inferior.

Relaciones

  • La porción pélvica está envuelta por el esfínter estriado de la uretra. Se relaciona anteriormente con la vena dorsal del clítoris y la sínfisis púbica, posteriormente con la vagina, y lateralmente con el músculo elevador del ano.
  • La porción perineal está unida a la vagina por el tabique vesico-vaginal. Se rodea por el diafragma urogenital. Lateralmente, se relaciona con los cuerpos cavernosos del clítoris y el bulbo del vestíbulo.

La uretra femenina es más corta, distensible y elástica que la masculina, lo que por una parte facilita los sondajes o cistoscopias en mujeres, pero por otro lado facilita también la llegada de infecciones a la vejiga urinaria (cistitis).

Responses

Este sitio tiene cookies para mejorar la experiencia del usuario
¿Nos las aceptas? Politica de privacidad y cookies

¡Apúntate y te avisamos de los cursos aquí!