Back to Curso

Anatomía Humana: Órganos y Vísceras

0% Complete
0/120 Steps
  1. CABEZA Y CUELLO
    Generalidades y Esplacnología de Cabeza y Cuello
    11 Temas
  2. Vascularización Cabeza y Cuello
    3 Temas
  3. Inervación Cabeza y Cuello
    7 Temas
  4. Examen Cabeza Y Cuello
  5. Anatomía del Tórax
    2 Temas
  6. El Corazón
    7 Temas
  7. Vías Respiratorias y Pulmones
    5 Temas
  8. TÓRAX
    Esófago y Timo
    2 Temas
  9. Región Mamaria
    1 Tema
  10. Vascularización Tórax
    5 Temas
  11. Inervación Tórax
    4 Temas
  12. Examen Tórax
  13. Generalidades Anatómicas del Abdomen
    3 Temas
  14. Vísceras Digestivas Abdominales
    10 Temas
  15. Vascularización Abdomen
    7 Temas
  16. Inervación del abdomen
    4 Temas
  17. ABDOMEN (DIGESTIVO)
    Examen Abdomen
  18. Anatomía de la Pelvis
    2 Temas
  19. Aparato Urinario
    6 Temas
  20. Sistema Genital Masculino
    5 Temas
  21. Sistema Genital Femenino
    4 Temas
  22. Vascularización Sistema Genitourinario (Pelvis)
    3 Temas
  23. PELVIS
    Inervación Pelvis
    4 Temas
  24. Examen Pelvis
Módulo Progress
0% Complete

Es un órgano muscular muy móvil, que está recubierto de mucosa y que se ancla en el suelo de la boca. Es una estructura imprescindible en el sentido del gusto, en la masticación, deglución, succión y fonación.

Se distingue una parte anterior (2/3) muy móvil y otra posterior o base (1/3) de menor movilidad, que están separadas entre sí por una serie de elevaciones de la mucosa en forma de V que se conocen como uve lingual.

Los 2/3 anteriores de la lengua tienen una forma cónica y su cara superior está cubierta por una mucosa rugosa por la presencia de numerosas papilas linguales.

La cara inferior tiene una mucosa más fina que permite transparentarse a los vasos subyacentes, en la línea media está el frenillo de la lengua y las carúnculas de desembocadura de las glándulas sublingual y submandibular.

El 1/3 posterior o base de la lengua es una parte relativamente fija que normalmente tiene una posición vertical formando parte de la pared anterior de la faringe. Se extiende por detrás del surco terminal o v lingual, por detrás de cuyo vértice se localiza el agujero ciego (resto embrionario del conducto tirogloso). El resto de la mucosa está llena de elevaciones de aspecto adoquinado por la presencia submucosa de tejido linfoide que en su conjunto forma la amígdala faríngea (que es parte del anillo amigdalino que hay en torno al istmo de las fauces y que se conoce como anillo amigdalino de Waldeller).

La base de la lengua está unida al paladar y a la faringe por los repliegues mucosos de los pilares del paladar y también está unida a la epiglotis por tres repliegues mucosos llamados pliegues glosoepiglóticos (por eso la tracción de la lengua hace que se abra la epiglotis y se pueda hacer una intubación laringotraqueal), uno medio y dos laterales que delimitan las dos fositas glosoepiglóticas.

La mucosa lingual está especializada en el sentido del gusto por la presencia de numerosos receptores conocidos como papilas gustativas (existen también papilas gustativas en la mucosa del velo del paladar, en la epiglotis y en los labios, aunque en menor concentración, por lo que estas estructuras participan también el sentido del gusto).

Existen cuatro tipos básicos de papilas en la mucosa lingual:

  • Las papilas caliciformes son muy voluminosas, en número de 9 a 11 se disponen en forma de V abierta hacia adelante, formando la V lingual por delante del surco terminal. Su apariencia es la de un cilindro hundido en la mucosa lingual y rodeado por un surco profundo en cuyas paredes se encuentran los calículos o botones gustativos que son receptores del gusto.
  • Las papilas fungiformes son pequeñas y en forma de seta (se ven en la mucosa como manchas rojizas), existen entre 150 y 200 y están distribuidas por toda la mucosa lingual.
  • Las papilas filiformes son pequeñas y terminan en punta, se disponen en hileras paralelas a la V lingual y son receptores táctiles.
  • Las papilas foliadas son receptores gustativos que se disponen en los márgenes laterales de la lengua.

La sensibilidad de la lengua tanto desde el punto de vista propioceptivo (información posicional) como esteroceptivo (que incluye la táctil, termoalgésica y gustativa) es vehiculada por distintos nervios dependiendo de la zona de mucosa de que se trate.

La vehiculación de estos estímulos será estudiada con más detalle con los nervios craneales, baste decir ahora que la sensibilidad de los 2/3 anteriores corresponde al nervio Lingual (que proviene de la rama mandibular del trigémino), la de la mayor parte de la base de la lengua corresponde al nervio glosofaríngeo y la de la mucosa de los pliegues glosoepiglóticos se vehicula a través del nervio Vago.

Estructura de la lengua

La lengua posee un armazón osteofibroso formado por el hueso hioides al que se anclan dos estructuras fibrosas la membrana la membrana hioglosa que es una lámina fibrosa de disposición coronal que se inserta en el borde superior del hueso hioides y se introduce en la masa de los músculos de la lengua con una disposición transversal, y el Septum o Tabique lingual que es una lámina fibrosa dispuesta en el plano mediosagital que parte desde la cara anterior de la membrana hioglosa y se extiende como una hoz hasta el vértice de la lengua separando dos mitades simétricas.

En lo que se refiere a la musculatura de la lengua, tiene, en su mayor parte, una inervación común que proviene del Nervio Hipogloso. Distinguimos, a cada lado, cuatro músculos extrínsecos que movilizan la lengua en bloque cambiando su posición dentro de la boca y cuatro músculos intrínsecos cuya función es cambiar la forma de la lengua.

Los músculos extrínsecos se originan fuera de la lengua y terminan en ella, este grupo comprende:

Músculo geniogloso

Muy voluminoso, se inserta en la apófisis geni (espina mentoniana) superior y sus fibras se abren en abanico expandiéndose hacia atrás y terminan, las más inferiores en la cara anterior del hueso hioides y el resto en el dorso de la lengua hasta el vértice.

La contracción de este músculo deprime o aplasta la lengua contra el suelo de la boca y también es el único músculo que protruye la lengua ya que tracciona de ella en bloque hacia adelante (su tono muscular mantiene la lengua en su posición y la pérdida del mismo, por ejemplo durante la anestesia general o estados de inconsciencia, puede hacer que, en decúbito supino, la lengua caiga hacia atrás y ocluya la laringe provocando una asfixia).

Músculo hiogloso

Se origina en el borde superior del hioides y en sus astas mayores, es plano y cuadrilátero, se dirige hacia arriba y hacia adelante por fuera del geniogloso y termina en la cara lateral e inferior de la lengua. Su contracción deprime la lengua y la retrae dentro de la cavidad bucal.

Músculo estilogloso

Este músculo se inserta en la apófisis estiloides y se dirige hacia abajo y adelante para alcanzar el borde lateral de la lengua de forma que sus fibras se abren y se mezclan con las del hiogloso.

Su contracción bilateral lleva la lengua hacia arriba y hacia atrás aplicándola contra el velo del paladar, también eleva los márgenes de la lengua haciendo un canal central durante la deglución.

Músculo palatogloso

Ya ha sido estudiado con el velo del paladar, su acción es la de elevar y retraer la lengua.

Los músculos intrínsecos de la lengua tienen sus inserciones en la propia lengua y se encargan de modificar su forma, este grupo incluye:

Músculo longitudinal superior

Es una lámina muscular que discurre bajo la mucosa lingual en sentido anteroposterior. Se inserta en las astas menores del hioides y termina en la submucosa del vértice de la lengua. Su contracción eleva el vértice y los lados de la lengua creando una concavidad en su superficie dorsal.

Músculo longitudinal inferior

Está en la cara lateral de la lengua entre el geniogloso y el hiogloso, se inserta en las astas menores del hioides y llega hasta el vértice de la lengua. Lleva la punta de la lengua hacia abajo y hacia atrás.

Músculo transverso

Se origina en el septum lingual y se expande lateralmente bajo la submucosa hasta alcanzar los márgenes laterales. Su contracción aplasta transversalmente la lengua haciendo que sea más larga y más alta en sentido vertical.

Músculo vertical

Es un conjunto de fibras musculares que se tienden verticalmente desde la mucosa de la lengua hacia la profundidad de la masa muscular entremezclándose con los demás músculos. Su contracción aplana, alarga y ensancha lateralmente la lengua.

Glándulas salivales mayores

Además de las numerosas microglándulas salivares distribuidas por toda la mucosa oral y que ya hemos comentado, existen tres pares de glándulas salivares mayores denominadas parótidas, sublinguales y submandibulares, que están situadas en las proximidades de la cavidad bucal y desembocan en ella por conductos excretores. La saliva que segregan interviene durante la masticación dando consistencia al bolo alimenticio, además posee enzimas digestivos y tiene acción bactericida.

Glándula parótida

Es la más voluminosa de todas, en superficie es fácilmente palpable se proyecta entre el borde anterior del músculo esternocleidomastoideo y la rama ascendente de la mandíbula, sin embargo tiene una forma de prisma triangular que se introduce profundamente hasta alcanzar la faringe.

El tejido glandular está dividido en dos capas una superficial y otra profunda unidas por un istmo y con un intersticio conjuntivo entre ambas.

Esta glándula está envuelta por la aponeurosis parotídea que delimita la denominada celda parotídea, cuyos límites son los músculos estileos por detrás, la rama ascendente de la mandíbula con el masetero en superficie y el pterigoideo medial en profundidad por delante, la faringe en profundidad y la proyección en superficie que hemos comentado.

Del borde anterior de la glándula sale el conducto de desembocadura (conducto parotídeo o de Stenon) que se dirige hacia la cavidad bucal, cruzando superficialmente al músculo masetero y perfora al bucinador a nivel del segundo molar para abrirse en el vestíbulo bucal en una carúncula de fácil localización (permite la inyección de contraste radiopaco para la realización de una xialografía).

En el interior del tejido glandular, se localizan importantes estructuras vasculo-nerviosas que, de superficial a profundo, son: El Nervio Facial, Que penetra en su borde posterior procedente del agujero estilomastoideo y se divide entre las dos capas de tejido glandular, formando un plexo intraparotideo del que salen sus ramos terminales.

Profundamente está la Vena Yugular Externa que a este nivel recibe la vena retromandibular.

La estructura más profunda es la Arteria Carótida Externa que se bifurca dentro de la glándula en sus dos ramas terminales, la arteria maxilar y la arteria temporal superficial.

En la parte superior de la glándula se localiza el Nervio Auriculotemporal (rama del nervio mandibular del trigémino).

Glándula submandibular

Es una glándula de menor tamaño que la parótida, que se oculta profundamente al ángulo de la mandíbula y se encaja en el borde posterior del músculo milohioideo, es consistente y se palpa bajo el ángulo de la mandíbula con facilidad.

Tiene una prolongación anterior que se introduce en la fosa sublingual entre el músculo milohioideo y el hiogloso, de la que sale el conducto excretor llamado Conducto Submandibular (Wharton) que se dirige hacia adelante por el suelo de la boca para abrirse en una carúncula al lado del frenillo de la lengua.

Esta glándula mantiene también importantes relaciones con estructuras vasculares y nerviosas. Su cara interna se relaciona con el nervio hipogloso, la arteria facial se deja un surco en la cara medial y superior del tejido glandular y la vena y el nervio facial cruzan la cara superficial de la glándula.

Glándula sublingual

Es la más pequeña y la más profunda, está situada en la parte más anterior del suelo de la boca.

Resulta de la unión de varias pequeñas glándulas por lo que existen entre conductos excretores que desembocan en la mucosa del suelo de la boca en la carúncula sublingual situada lateralmente a la submandibular.

Esta glándula se aloja en la fosa sublingual entre la musculatura de la lengua por dentro, el músculo milohioideo y la mandíbula por fuera y la mucosa del suelo de la boca por encima.

En este espacio guarda relación con el conducto submandibular y el nervio lingual.

Responses

Este sitio tiene cookies para mejorar la experiencia del usuario
¿Nos las aceptas? Politica de privacidad y cookies

¡Apúntate y te avisamos de los cursos aquí!