Back to Curso

Anatomía Humana: Órganos y Vísceras

0% Complete
0/120 Steps
  1. CABEZA Y CUELLO
    Generalidades y Esplacnología de Cabeza y Cuello
    11 Temas
  2. Vascularización Cabeza y Cuello
    3 Temas
  3. Inervación Cabeza y Cuello
    7 Temas
  4. Examen Cabeza Y Cuello
  5. Anatomía del Tórax
    2 Temas
  6. El Corazón
    7 Temas
  7. Vías Respiratorias y Pulmones
    5 Temas
  8. TÓRAX
    Esófago y Timo
    2 Temas
  9. Región Mamaria
    1 Tema
  10. Vascularización Tórax
    5 Temas
  11. Inervación Tórax
    4 Temas
  12. Examen Tórax
  13. Generalidades Anatómicas del Abdomen
    3 Temas
  14. Vísceras Digestivas Abdominales
    10 Temas
  15. Vascularización Abdomen
    7 Temas
  16. Inervación del abdomen
    4 Temas
  17. ABDOMEN (DIGESTIVO)
    Examen Abdomen
  18. Anatomía de la Pelvis
    2 Temas
  19. Aparato Urinario
    6 Temas
  20. Sistema Genital Masculino
    5 Temas
  21. Sistema Genital Femenino
    4 Temas
  22. Vascularización Sistema Genitourinario (Pelvis)
    3 Temas
  23. PELVIS
    Inervación Pelvis
    4 Temas
  24. Examen Pelvis
Módulo Progress
0% Complete

Músculos masticadores

Son cuatro pares de músculos implicados en la movilidad de la mandíbula.

Músculo temporal

Ocupa toda la fosa temporal, es grueso y con forma de abanico, termina en un tendón corto y grueso que se inserta en el proceso coronoideo y borde anterior de la rama de la mandíbula. Es un músculo muy potente recubierto por una gruesa aponeurosis llamada aponeurosis temporal que termina a nivel del arco cigomático delimitando la celda temporal. Es fundamentalmente un músculo elevador de la mandíbula y sus fibras posteriores intervienen en el movimiento de retracción.

Músculo masetero

Es un músculo grueso y rectangular adherido a la cara lateral del ángulo y rama ascendente de la mandíbula, termina en el borde inferior del arco cigomático. Está recubierto por la aponeurosis maseterina que es cruzada superficialmente por el conducto de desembocadura de la glándula parótida. Por delante está el músculo bucinador del que le separa la bola adiposa de la cara. Al igual que el temporal es un músculo eminentemente elevador de la mandíbula aunque sus fibras más anteriores intervienen en el movimiento de protracción.

Músculo pterigoideo interno o medial

Se inserta en la fosa que se forma entre las dos alas de la apófisis pterigoides, se dirige hacia abajo afuera y atrás para terminar en la cara interna de la rama de la mandíbula, entre la língula y el ángulo de la mandíbula. Dado el trayecto oblicuo de este músculo, entre el pterigoideo interno y la rama de la mandíbula, queda un espacio que se comunica anteriormente con la fosa infratemporal y que es importante para la distribución del nervio mandibular. Este músculo es elevador de la mandíbula y es también protrusor, actuando conjuntamente con el Pterigoideo lateral en ciclos alternantes, generan los movimientos de diducción.

Músculo pterigoideo externo o lateral

Está situado por encima y por fuera del anterior. Se origina por dos fascículos en la cara lateral de la apófisis pterigoides. Entre ambos fascículos queda un espacio (que da paso a vasos y nervios), ambos convergen hacia afuera formando un tendón que se inserta en el cuello de la mandíbula y en la articulación temporomandibular. Su contracción bilateral participa en la protrusión, pero se le considera principalmente como diductor por contracción individual alternativa

Articulación temporomandibular

Articulación entre la mandíbula y el hueso temporal, de tipo codilleo aunque su funcionalidad es compleja. El temporal presenta la cavidad glenoidea continuada por delante con el tubérculo o cóndilo temporal, la mandíbula presenta el cóndilo mandibular. Entre ambos se intercala un Disco de fibrocartílago que da mayor congruencia a la articulación y la divide en dos cámaras. Este disco sufre desplazamientos durante los movimientos de la articulación. La cápsula articular es gruesa con dos engrosamientos o refuerzos laterales destacando el ligamento externo.

Asociados a esta articulación hay una serie de ligamentos que unen la mandíbula a la base de cráneo:

  • El Ligamento Esfenomandibular es una banda membranosa situada medialmente a la articulación, que va desde el esfenoides hasta la cara interna de la rama de la mandíbula.
  • El Ligamento estilomandibular es un cordón fibroso que va desde la apófisis estiloides hasta el ángulo de la mandíbula.
  • El Ligamento Pterigomandibular va desde el gancho de la pterigoides hasta el borde posterior del reborde alveolar de la mandíbula (es un punto de referencia para la anestesia del nervio alveolar inferior).

La articulación temporomandibular permite tres tipos de movimientos básicos, elevación y descenso de la mandíbula, desplazamientos en sentido anteroposterior o movimientos de protracción y retracción y movimientos de desplazamiento lateral de la mandíbula o de diducción.

El movimiento de descenso de la mandíbula se produce por la combinación de un giro y desplazamiento anterior del cóndilo mandibular (fácilmente comprobable por palpación del mismo), la rotación se produce entre el cóndilo y el disco articular mientras que en el desplazamiento anterior el cóndilo y el disco forman un conjunto que se desplaza anteriormente sobre la cavidad glenoidea y el tubérculo del temporal.

El movimiento de ascenso es inverso al anterior. Tanto en la elevación como el descenso la mandíbula gira en su conjunto en torno a un eje que pasa por ambas língulas lo cual hace que los vasos y nervios mandibulares sufran las mínimas tracciones posibles durante los desplazamientos forzados de la mandíbula.

El movimiento de protracción es un desplazamiento en sentido anterior del cóndilo y disco en bloque sobre la superficie articular del temporal, requiere un grado mínimo de apertura bucal para desencajar las piezas dentarias. El movimiento de retracción es inverso al anterior. Estos movimientos son muy característicos de la masticación de los roedores.

Los movimientos de lateralidad o diducción son complejos e implican movimientos distintos y simultáneos en ambos cóndilos, uno de los cóndilos permanece fijo y gira sobre su eje vertical a nivel de la cámara superior, en el otro cóndilo simultáneamente se produce un movimiento de descenso mandibular (que implica un desplazamiento anterior en la cámara superior y giro del cóndilo por su eje transversal en la cámara inferior). Alternando este movimiento en un sentido y otro, se consigue un efecto de trituración de los alimentos propio de los rumiantes.

La combinación de todos estos movimientos produce la masticación que en realidad es una conducta motora bucal muy compleja que sigue un patrón de especie (e incluso individual) adaptándose al tipo de dieta.

Los movimientos de apertura exagerada de la mandíbula (como consecuencia de un bostezo, risa exagerada o golpe en el mentón, con la mandíbula abierta), pueden hacer que el desplazamiento anterior del cóndilo de la mandíbula sobrepase al tubérculo del temporal y se luxe la articulación.

Esta luxación suele ser bilateral y hace que la mandíbula quede en posición de ligero descenso con imposibilidad de cerrarla, la reducción debe hacerse con ambos pulgares protegidos, movilizando la mandíbula hacia abajo y hacia atrás hasta que sobrepase el tubérculo del temporal.

Responses

Este sitio tiene cookies para mejorar la experiencia del usuario
¿Nos las aceptas? Politica de privacidad y cookies

¡Apúntate y te avisamos de los cursos aquí!